Un Desa, o desfibrilador automático, es un aparato que se está poniendo de moda en hoteles, restaurantes, empresas… incluso en la calle, y que debes conocer porque te puede salvar la vida.

Sabemos que las primeras causas de muerte entre la población están relacionadas con la salud cardiovascular. Los infartos están a la orden del día. A fin de cuentas, toda muerte se produce por una parada cardiaca, independientemente de qué lleve a ese punto.

Aún así, gracias a la innovación y al desarrollo de nuevas tecnologías, cada vez hay más elementos que nos ayudan a que un cuadro que pueda desembocar en parada cardiaca, finalmente no lo haga. La investigación y la prevención están consiguiendo reducir estas ratios.

La pregunta que debes hacerte es… ¿sabes qué es un desa? ¿Sabes cómo funciona? Debes conocerlo, porque tus manos pueden salvar vidas. Te vamos a contar algunas cosas sobre esto.

¿Qué es un desfibrilador?

Un desfibrilador es un aparato conectado a la corriente que, aplicado sobre el cuerpo humano produce una descarga eléctrica que consigue que el corazón vuelva a funcionar. Por ser más rigurosos, desde un punto de vista científico, la desfibrilación consiste en emitir un impulso de corriente continua al corazón, despolarizando simultáneamente todas las células miocárdicas, pudiendo retomar su ritmo eléctrico normal u otro eficaz.

Sabemos que cuando un corazón se para pueden pasar dos cosas: puede producirse una fibrilación ventricular, es decir, el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica; o puede que se haya producido una taquicardia ventricular sin pulso, es decir, que hay actividad eléctrica pero el bombeo sanguíneo es ineficaz.

Un desfibrilador está preparado para revertir estas situaciones. Veamos un poco más sobre este tema.

Los problemas cardiacos y la reanimación cardiovascular

Toda muerte es provocada por una parada cardiaca. Es el motor de nuestro cuerpo. Hay veces que la parada cardiaca está bien definida: un ahogamiento, una electrocución… pero también existe la parada repentina y sin causa aparente: la muerte súbita.

Es un problema que afecta a todas las capas de la sociedad, da igual el sexo, la edad o la condición social, aunque estadísticamente parece que hay un segmento que presenta este fenómeno con mayor frecuencia: los deportistas de alto nivel.

En cualquier caso, una cosa que todos debemos tener claro es que la prevención es importante, y no hay nada que nos proteja más y mejor de padecer problemas cardiacos que practicar unos hábitos de vida saludables, una dieta equilibrada, ejercicio regular y abandonar elementos perjudiciales como el alcohol y el consumo de tabaco.

La reanimación cardiovascular es la primera medida de primeros auxilios que debemos realizar cuando observamos que una persona ha sufrido una parada cardiaca. Es una técnica de salvamento que consiste en suplantar de manera manual la función mecánica del corazón, para que el cuerpo siga recibiendo sangre y, por tanto, oxígeno, mientras se restablece el funcionamiento normal del mismo. Ahí es donde entra en juego el desfibrilador.

¿Qué es un DESA?

El desfibrilador externo semiautomático, que son las siglas de DESA, es un pequeño aparato que está diseñado para el adecuado tratamiento a los ritmos cardíacos irregulares que pueden poner en grave peligro la vida de una persona.

Es una máquina cuya primera función es detectar ritmo cardiaco, y a continuación dar instrucciones y aplicar descargas para recuperar el normal funcionamiento.

Lo mejor es que con las descargas eléctricas el corazón puede volver a recuperar el ritmo adecuado y devolver a la persona a la estabilidad. Puedes evitar en muchas ocasiones los infartos y la alteración completa de la vida de esa persona, incluso su fallecimiento. Es un modelo que viene con instrucciones de voz y texto. De esta forma, puede guiar a la persona durante todo el proceso de desfibrilación, con total seguridad, pudiendo utilizarlo personal no sanitario.

Tipos de desfibriladores

Desfibrilador interno automático

Este aparato se coloca de manera interna en pacientes con afecciones cardiacas. Es lo que se conoce como un marcapasos.

Desfibrilador externo semiautomático

Seguro que has visto en las películas esos desfibriladores en las salas de los hospitales que se utiliza para realizar una descarga sobre un paciente en parada cardiaca. Pues un desfibrilador externo semiautomático es, básicamente eso. Pero aquí hablamos en concreto de los desfibriladores DESA portátiles. Estos no los encontrarás en un quirórano, sino en un gimnasio, en un hotel, o por la calle.

La diferencia principal entre un desfibrilador externo automático (DEA) y uno semi automático radica en que cuando analizan a la víctima y aconsejan una descarga, el semi automático propone pulsar el botón por el reanimador y el segundo descarga automáticamente en una secuencia de 10 segundos. El semiautomático, por tanto, tiene un plus extra de seguridad, ya que no se acciona hasta que el usuario lo activa, ergo el usuario se protege antes de descargarlo. Es el más recomendable para que lo use personal no sanitario.

¿Qué elementos forman un desfibrilador externo semiautomático?

Los DESA son aparatos de gran eficacia que incluyen una serie de componentes esenciales para su funcionamiento. Por un lado está el propio aparato, que se trata de un complejo sistema electrónico e informatizado que tiene como objetivo analizar el ritmo cardiaco para poder identificar si procede o no activar una descarga eléctrica.

Otro que forma parte del desa son los electrodos. Normalmente el desfibrilador externo semiautomático incluye un par de electrodos para adultos y otro par de electrodos para niños. Para el mantenimiento de un desfibrilador es básico llevar una vigilancia preventiva de las fechas de caducidades de los electrodos, así como de la batería.

Para poder llevar a cabo la terapia eléctrica, el desfibrilador externo semiautomático cuenta además con una batería capaz de liberar cantidades de energías muy elevadas. También disponen de un sistema de luces, altavoz y una voz grabada que guiarán al usuario durante el proceso de reanimación.

¿Para qué sirven los DESA?

El modelo semiautomático cuenta con unos electrodos que permiten determinar y evaluar el ritmo cardiaco. Con un software inteligente instalado, la máquina puede detectar si hay un ritmo anómalo que necesite a su vez de una descarga (desfibrilación). Si es así, ordenará a la persona que esté atendiendo al sujeto en parada cardiaca que presione un determinado botón para proceder a la descarga.

Ventajas de los DESA

¿Qué es un espacio cardioasegurado?

¿Cómo funcionan los DESA?

0/5 (0 Reviews)